VARIOS PROCESADOS POR EL CASO “LA CENTRALITA” ESTÁN PRÓFUGOS

Como dimos cuenta ayer domingo, en una extensa nota aparecida en Página Dominical 815, por el caso La Centralita, hay peces gordos a quienes les espera la prisión al habérseles sentenciado con prisión preventiva por varios delitos cometidos durante la presidencia del Gobierno Regional de Ancash, por César Joaquín Alvarez Aguilar, actualmente en prisión.

            Los casos emblemáticos de corrupción lo ostentan, la esposa de Alvarez, Milagros Asián Barahona, quien se encuentra en la clandestinidad desde el pasado mes de agosto del 2014. Según la fiscalía, ella usaba los recursos de la región para hacer campaña a favor de su esposo por lo que es acusada de “asociación ilícita y se ha pedido 11 años y 6 meses de prisión.

            Otro que está en condición de “no habida”, es la ex gerente de la Sub Región Pacífico, Pamela Bermúdez Rodríguez por los delitos de asociación ilícita para delinquir y colusión. La fiscalía ha pedido 22 años de cárcel.

            Felipe Bermúdez Mendieta, es el ex jefe de imagen institucional de la sub región Pacífico. Para él se ha pedido 17 años y 2 meses de prisión por el delito de asociación ilícita.

            No menos grave es la situación del ex gerente del Proyecto Especial Chinecas, Arnulfo Moreno Corales, actualmente en la clandestinidad y acusado de asociación, peculado y colusión. Para él se pide 30 años de reclusión.

            La locutora Rosa Olivares de la Cruz, permanece oculta. Se le acusa de asociación ilícita y pende sobre ello 11 de cárcel.             Luis Villaverde Robles, periodista conocido como “mil ojos” permanece oculto. Para él, la fiscalía ha pedido 10 años 06 meses de pena privativa de libertad por asociación ilícita.—    

También te podría gustar...