TODO SUBE

Un anciano va a una bodega y luego de repasar las cartillas de los precios de los artículos de primera necesidad, exclama ante el bodeguero:

-¡Todo shube, pol Diosh…! Papa shube; alosh, shube; camote, shube; fideosh, shube. Todo shube.

            Entonces es cuando el bodeguero interviene y le dice al viejito.

-Una cosa no más baja, señor.

-¿Cuál shela?

-¡Calzón, señor, calzónnnnn!.

También te podría gustar...