LECCIONES DE LA PANDEMIA

Cortesía: Rosario Torres C.

1. Hacernos humildes y entender que solo el Creador es quien tiene poder, que solo el Creador tiene poder. Este diminuto virus hace aterrar incluso a las naciones más poderosas.

2. Apreciar que vida y muerte son reales, solemos desentendernos de nuestra mortalidad, pensando que siempre viviremos en este mundo. Cuando las plagas y las calamidades vienen y nuestros corazones se suavizan y nos damos cuenta que la muerte está más cercana a nosotros cada día que pasa. Entonces la calamidad se convierte en bendición.

3. Este virus está atacando a pobres y ricos, todos los estatus económicos y razas, nos enseña que nadie es mejor que otro ser humano, lo único que nos hace mejores en los ojos del Creador es nuestro grado de piedad.

4. El que la gente sea exitosa en este mundo no es una indicación de que el Creador te ama, porque lo único que indica que el Creador está contento con uno de sus siervos es la otra vida. Por ello la forma como cada uno ve esta plaga y cómo reacciona a ella, es lo que realmente importa frente al Creador. Este virus afecta a todos por ello depende como lo tomemos puede ser una bendición o un castigo.

5. De las bendiciones que encontramos en esta tragedia. es que hace a la gente egoísta darse cuenta que necesitamos de familiares y amigos. Un verdadero ser humano necesita amor y cuidado. Para poder tener éxito en este mundo necesitamos de todos trabajando juntos para que se pueda lograr algo beneficioso en vez de caos.

6. Nos hace entender que tiene que haber un poder superior, este virus no solo apareció de la nada. Así como nada pasa por coincidencia. Debemos tomar precauciones y no ser tontos y poner nuestra confianza en el Creador de que si es nuestro destino que nos afecte lo aceptemos y que si es nuestro destino que no, pues que así sea. Pero siempre atamos nuestro camello primero (hacemos lo que debemos hacer ) y de ahí ponemos nuestra confianza en el Creador. “Nada nos pasara a menos que haya sido decretado por el Creador”

7. Una de las más grandes sabidurías y bendiciones de tiempos de calamidad y estrés, la gente se acerca más al Creador. No hay nada malo en ello sino más bien es lo que debemos hacer, más oraciones, volvernos al Creador. Pero no debemos de alejarnos y olvidarnos una vez que la calamidad y estrés ya no están.
Por lo que la sabiduría – bendición más grande de esta calamidad es que volvamos al Creador antes de que sea muy tarde.

Como atamos nuestro camello:

1. Recuerda que no es obligatorio tocar a otra persona al momento de saludar, lo correcto es solo retornar el saludo verbalmente.

2. Trata de evitar lugares con mucha gente

3. Usar mascarillas

4. Lavarse las manos constantemente

5. Usa la mano derecha para lo que es noble y la izquierda para lo que no es muy noble (como al limpiarse luego de las necesidades)

Recuerda que esta vida es temporal!!!
Hay que ver lo positivo de la situación

Rogamos al Creador que podamos pasar este test, y que no nos pruebe porque no queremos ser probados, que no deje a ninguno de nuestros pecados sin perdonar, que no deje nuestras preocupaciones sin ser eliminadas, que no deje nuestras deudas sin pagar, que no deje ninguna de nuestras enfermedades sin curar, y que nuestros deseos sean aquellos que complazcan al Creador.
Que nos proteja, que nos haga alegres, que nos refuerce nuestra fe, y que nos haga agradecidos y que a nuestras familias les de fe y los haga excepcionales, que nuestros niños sean bien guiados y no pecadores, que nos otorgue la mejor salud, que nuestra riqueza sea pura, que nuestras vidas sean nobles y con propósito, te pedimos o Creador que nos des todo esto que te pedimos, oh Misericordioso o Compasivo.

El Creador nos pide ser buenos con nuestros parientes, ser justos, y excelencia.

Nos prohíbe la perversión sexual, la rebeldía, la maldad, el engaño.

Recuerda al Creador y Él te recordara

También te podría gustar...