ERA MAYO DE HACE 50 AÑOS SIN TEMBLORES

Una semana más vamos a contribuir con nuestras observaciones antes del sismo del 70.

            En todas las reuniones sociales o en comentarios de amigos no faltaron las opiniones acerca del momento en que se vivía.

            Y una de ellas era que llamaba la atención la no presencia de nubes en el firmamento y más bien ofrecía un sol esplendoroso y un calor desacostumbrado en estas latitudes.

            Y alguien alertaba por este fenómeno de que conducía a un calentamiento de la corteza terrestre y que era un mal síntoma.

            Otra observación era que como nunca no había ni un temblor como en otras épocas que era signo de fuga de energía terráquea.

            Para el que opinaba de esta manera, los temblores de baja intensidad, eran preferibles a un terremoto de gran magnitud, como ocurrió días después.

Pedro Méndez:

PIONERO DEL ANDINISMO PERUANO

Cortesía: Charo Alegre

Nacido en la hermosa ciudad de Mancos el 29 de junio de 1913, casado con doña Mercedes Milla Alegre y con quien tuvieron 8 hijos: Nila, Mary, Berta, Pedro, Rosa, Teresa, Doris y Walter.

Pedro Méndez es reconocido como el Pionero del Andinismo en el Callejón de Huaylas y bautizado como el “Hombre de Nieve del Huascarán”. Por haber sido él, uno de los primeros en haber iniciado el duro, arriesgado pero emocionante trabajo de Guía. Abriendo caminos y rutas en las montañas, facilitando de este modo para que otras deportistas como él, puedan llegar a las cumbres sin muchos problemas.

Habiendo nacido él frente al Apu Huascarán, desde muy joven siente el deseo de subir a las montañas. Su trabajo como Guía lo inicia el año 1939, con miembros de la Expedición de las Sociedades Alpinas Alemana y Austriaca. Sociedad fundada para el fomento del montañismo y la investigación científica de montaña que estuvo dirigida por el geógrafo Dr. Hans Kinzl; asimilando de éste último sus enseñanzas, conservando con orgullo una libreta de Guías que viene a ser un Título consagratorio que lo Certifica como el Primer Guía Oficial de Andinismo en el Perú.

Pedro Méndez, trabajó como Guía, porteador, cocinero y encargado de toda la logística de montaña de todas las expediciones que llegaban, pues gracias al prestigio alcanzado, a su experiencia y conocedor de casi todas las rutas, era el hombre indispensable para la culminación con éxito de cualquier expedición.

Está considerado conjuntamente con sus compañeros Faustino Rojo y Mauricio Jara como los primeros peruanos que vencieron el Huascarán, coronando la cumbre del pico Norte en 1939 y en 1955 el pico Sur con la expedición alemana de Herman Huber.

Luego del descenso del Huascarán en agosto de 1939 y debido a su reconocida capacidad los alemanes lo llevaron a escalar nevados a la Cordillera Central. En el Nevado Tunshu de 5 706 m, a consecuencia de un alud de hielo murieron 3 alpinistas alemanes, salvando la vida don Pedro. Otro riesgo que afrontó fue cuando estuvo a punto de perder las manos por congelamiento al escavar el hielo tratando de salvar a uno de sus amigos.

Estuvo muy cerca de viajar Alemania, pero este viaje se frustró al declararse la Segunda Guerra Mundial. Por éste motivo todas las expediciones se suspendieron hasta el año 1954 en que se reinician

El año de 1955 con la expedición Alemana de Herman Huber escalan por primera vez los nevados Huandoy Sur y Caraz Oeste, considerados como montañas difíciles y muy técnicas hasta ahora.

En 1956 acompañó al famoso alpinista francés LIONEL TERRRAY, quien escaló por primera vez los nevados Taulliraju y Chacraraju.

Los diarios de la capital de la república registraron constantemente sus hazañas, guardando recortes de los mismos como testimonios de su trabajo, por ejemplo el de mayo de 1968, cuando participó en el rescate del alpinista francés Dominique Leprince, quién cayó a un precipicio de más de 200 metros cuando se encontraba en descenso del pico norte del Huascarán.

Su última campaña fue en 1974, luego de 34 años de servicio, alejándose así de los nevados a pedido de su esposa y de sus hijos, acariciando en el calor de su hogar recuerdos de ésas memorables hazañas y anécdotas que solía contar a sus amigos y familiares.

Estas notas y muchas más, hacen para reconocer el importante aporte de don Pedro Méndez a favor del Andinismo Peruano y de una de las profesiones más peligrosas pero más emocionantes como es el de ser Guía de Alta Montaña, que representa un rubro muy importante en la promoción turística y que su hijo Walter y su Nieto Christian, continúan en la brega.

Su nombre queda perennizado en esa legión especial de los pioneros del andinismo regional y nacional y en la mente y el corazón de su familia para quienes dejó el valioso legado de su civismo, responsabilidad, honradez, trabajo, lealtad y amor que debe constituir el faro que guie la senda que aún les queda por recorrer.

Don Pedro, falleció en Caraz, tierra dulce y generosa el 07 de Enero de 2001, a la edad de 88 años.

También te podría gustar...