REPARTO DE ALIMENTOS

El Gobierno Central con un buen criterio y paternal decisión, está entregando millonarios presupuestos para contrarrestar la pobreza y la extrema pobreza para que los gobiernos regionales y los municipios entreguen alimentos a las personas vulnerables.

            Al respecto muy pocos están respondiendo a la labor encomendada y los reclamos se multiplican a medida que pasan los días porque el hambre cunde y la necesidad se multiplica.

            Los alcaldes y los gobiernos regionales, al parecer han tomado esta misión no para contrarrestar la pobreza, sino más bien lo están tomando como oportunidad para hacer proselitismo político entregando los alimentos a sus allegados, a sus recomendados y en fin a los eslabones de sus “argollas”.

            Sino cómo se entiende que unos no reciben los alimentos y otros tienen hasta para enviar encomiendas a sus parientes de la costa?

            Sin ir muy lejos, aquí hay gato encerrado.

            En cuanto al sistema de distribución, que no es cosa de otro mundo, falta iniciativa, buen criterio y sobre todo, despercudirse de los favoritismos.

También te podría gustar...