SIN HOSPITALES

Luego del sismo del 70, Ancash quedó literalmente sin hospitales porque los que había fueron destruidos por la furia de la naturaleza.

            Desde allí, hasta la fecha, Huaraz como capital regional, y Ancash en general no cuentan con estos nosocomios tan urgentes y necesarios.

            Pero sí, con el perdón del Gobierno Ruso que obsequió y dejó expeditos los hospitales Materno-Infantil en Recuay, Huaraz, Carhuaz y Yungay que tuvieron papel descollante en la curación de los pacientes de gran parte del callejón de Huaylas.

             Desde entonces y repetidamente los ministros, congresistas y presidente primero

 y luego los gobernadores, han usado como costumbre repicar las campanas con badajos de ofrecimientos burlones de que “este año” se construye un hospital en tal o cual provincia ¡y qué diremos” en Huaraz el Víctor Ramos Guardia y La Caleta de Chimbote.

            Todo, no ha pasado de ofrecimientos y más en épocas preelectorales.

            A esto se suma el desinterés de las grandes empresas mineras que en Ancash tienen el mejor filón de explotación de sus riquezas naturales como el oro, plata, plomo zinc que son extraídos “sin medida ni clemencia” a cambio de nada.

            Y recalcamos “a cambio de nada” porque los únicos beneficiarios son los cacos de uñas largas, sangre de conchudos y cara de siete suelas” que se llevan el dinero del canon minero en alforjas y costales llenos a plena luz del sol o bajo el candoroso reflejo de la luna con la complicidad de las mismas autoridades llamadas a luchar contra la corrupción.

            Esta vez, la tortilla se ha volteado con la presencia demoledora del coronavirus que ha encontrado campo propicio. Pueblos sin hospitales, y si los hay están que se caen a pedazos, sin instrumental quirúrgico y sin medicinas. Es decir, el COVID 19 “está en su salsa”.

            Y seguiremos en esta danza macabra si el Gobierno y las empresas mineras como Antamina en Ancash, dejan sus prejuicios de ser poderosos y miren la realidad con ojos realistas e inviertan en Salud y Educación, de lo contrario estarán echando a la fosa común a gente que ofrendó su vida por nada.

También te podría gustar...