CRONICAS BAHIANAS REEESPETABLE PUBLICO… (2)

La Crónica anterior me permitió, entre otras cosas, tener noticias de Fito, mi hermano de siempre, quien comentó: “…gracias por tu envío. Tu inicio colorido. Pintado, con pinceles y pinturas del ayer, en lienzo del recuerdo. Efectivamente, la vida es un circo. Los hay buenos, malos; nacionales e internacionales. El más atrayente de todos los actores – aparte de las damas trapecistas de lentejuelas y buenas piernas – es el hombre invisible. Que para el circo de la vida, es el populorum. Todos doman, fieras y caballos; todos se equilibran; y, de los payasitos, de reír o llorar nadie se libra. Quién está calladito, solito en galería, que pagaron entradas de dos por una, justo es el populorum. Son almas invisibles que solo comen palomitas de maíz. Un abrazo. Adolfo”; y respondí: “…¡Bingo! así es hermano, pero es bueno recordar que es para el invisible que el (o los) dueño del circo y toda el elenco prepara el espectáculo, con un único objetivo: pasarle el wuaipe (según una frase de nuestra época juvenil). Abraso querido. “Enrique”. Bueno, como para corroborar estos comentarios, el espectáculo continua.

El Presidente reúne ministros y empresarios, atraviesa la Plaza de los Tres Poderes y visita al presidente del Supremo Tribunal Federal (07/05), una vez allí, lo presionan para que acabe con el aislamiento social; Dias Toffoli, el presidente del STF rebate en el sentido que esa no es su función, que en este caso el protagonismo es del Presidente de la Republica; los otros ministros del SFT, según la prensa, se sintieron “muy incomodos” con la movida…y eso da pie para un amplio tiroteo de notas, artículos, análisis y semejantes a favor y en contra.

Ese mismo día, el Presidente anuncia a los reporteros que haría una parrilla para 30 convidados, con derecho a una pichanguita; a seguir el número de convidados fue creciendo; la prensa amplia, todavía más, la cobertura de este nuevo “despropósito”. El viernes por la noche, la invitación es cancelada, que no había pasado sino de una “provocación sin mayores intenciones”, y siguen los comentarios, notas, artículos, etc., etc.

El sábado (09/05), sin parrillada, el Presidente, sale a pasear en jet ski en el lago Paranoá, Brasilia. Se aproxima de una lancha de apoyadores y dice que: “[la pandemia] es una neurosis”. Justo el día que el Brasil llega a los 10 mil muertos victimas del coronavirus. El presidente de la Cámara de Diputados y el del Senado, cada uno por su lado, declaran tres días de luto por haber llegado a esa marca negativa. Ahora la prensa parte para antagonizar el jefe del Ejecutivo con los presidentes del Legislativo. La prensa tiene nuevo filón para

sus titulares y articulistas: un presidente insensible versus el luto respetuoso del Congreso.

Aquí, regreso a mi propuesta inicial: no hay tal controversia. Todos actúan para distraer al “invisible”, “populorum” o lo que se le quiera llamar. Bolsonaro, los presidentes de la Cámara y del Senado hacen parte del mismo esquema por lo menos desde el impeachment de Dilma Roussef, sin crimen de responsabilidad. El presidente de la Cámara ya figura en la “Lista de Fachin” [así llamada la lista de políticos que el ministro Edson Fachin decretó que fuesen investigados en la Operación Lava Jato, en 2017], naturalmente no se sabe cuándo podrá ser investigado; si es así, no sé porque los miembros del Judicial se irritan, solo si también son parte del espectáculo.

No habiendo controversia, el espectáculo es para distraer el populorum mientras se implantan las políticas del llamado “Estado Minimo”, austeridad fiscal, desmonte de los servicios públicos, entre los cuales los de salud, liquidación de los derechos laborales de los trabajadores, apropiación privada de las reservas ecológicas (foresta, agua); otro efecto del espectáculo es mantener en el centro del escenario una controversia simulada entre “derecha” y “extrema derecha”, de tal manera que el resto de la oposición, la izquierda incluida, está en el corner esperando que alguien le autorice (me imagino) cobrar el tiro de esquina.

En otro espacio del palco está el caso Bolsonaro versus Sergio Moro. Una periodista opina que Moro “salió del gobierno con dignidad”, a mí se me ocurre que si tuviese dignidad no habría entrado. Hoy está demostrado que negoció con el entonces candidato su cargo de ministro cuando todavía era juez, la moneda de cambio fue retirar Lula de circulación. En consecuencia, el actual embate hace parte del, en este caso, catchascan, donde también todo está ensayado.

Un paréntesis, para recordar el coliseo del Luna Park de Lima, en la sexta cuadra de la avenida Colonial, en horario vermú; allá en los finales de los 60 y los 70, donde se enfrentaban los “limpios” contra los “sucios”; Apolo y Ciclón contra El Pirata y Penado 14

La prensa corporativa es parte del espectáculo, fue ella la que convirtió Sergio Moro en héroe y ahora, ¿quién sabe? Puede querer erguirlo de nuevo, el “salió con dignidad” puede ser un indicador.

Mientras tanto, el coronavirus sigue matando. Mataría menos si el sistema de salud no hubiera sido desmantelado, al igual que las políticas laborales, de previdencia, jubilación, seguro y otras, que si no estuviesen casi eliminadas, evitarían las colas desesperadas en los bancos estatales para cobrar el auxilio

de emergencia, o para catastrarse. Su selectividad sería menor si no se hubieran prácticamente eliminado las políticas habitacionales, de manera que la tugurización hace que el slogan “quédate en casa” sea trágico para los que viven hacinados y por tanto el distanciamiento social dentro de casa es inviable; ni que mencionar las políticas dirigidas a las comunidades indígenas, tal que el fotógrafo Sebastião Salgado y su esposa, la arquitecta Lelia Wanick, lanzaron una carta pública, firmada por artistas de todo el mundo, pidiendo al gobierno adoptar medidas para evitar el “riesgo real de un genocidio”.

Y la procesión sigue: está en la Cámara de Diputados la Medida Provisional, que hoy (12/05) no pudo ser votada, según la cual las tierras de la Unión [donde están los indios] ocupadas irregularmente podrán ser regularizadas legalmente por el sistema de “auto declaración” del ocupante; el ministerio de agricultura, también hoy, libera otros 22 agro tóxicos, con lo que suma 150 en lo que va del año; el dólar bate nuevo record: es cotizado a R$ 5,60. A no ser esta última noticia, las otras solo aparecen en páginas interiores, en la prensa alternativa o en la prensa internacional.

Resumiendo. La crisis económica y social del país ya estaba incubándose como consecuencia de las políticas neoliberales aplicadas, el coronavirus aceleró el proceso y en varios aspectos amplió sus efectos.

Por ahora, la oposición, incluida la izquierda, está en el corner, a remolque del espectáculo, sin pro actividad… ¡ampay me salvo, y todos mis compañeros!

Un abrazo

Enrique Tinoco

Salvador, 12 de mayo de 2020.

También te podría gustar...