SE INVIERTEN LOS PAPELES

Casi siempre en los medios de comunicación se reciben quejas de los trabajadores, casas que dan pensión, casas comerciales etc. de que tal o cual “Consorcio” encargado de tal o cual obra ha desaparecido sin dejar rastro, “haciéndoles el perro muerto”, es decir sin pagar lo que debían.

            Pero lo que ha sucedido el miércoles pasado, ha cambiado los papeles de esta cotidiana forma de enriquecerse.

            Pues un “Consorcio” ha denunciado al Alcalde del Distrito de Conchucos, jurisdicción de la Provincia de Pallasca de no pagarle “puntualmente” la valorización de una obra que está en el 80% de avance.

            ¿Es que el alcalde se está adelantando a las malas intenciones del consorcio de levantar sus trastes y desaparecer sin honrar lo que debe a sus acreedores?

         ¡Vaya usted a saberlo!…de no ser así, sería el primer consorcio en salir limpio de polvo y paja.

COMENTARIO 2:

¿SE IMPONE EL CORONAVIRUS?

Fuerza Armada venezolana ensaya medidas de control para enfrentar ...

         Cuando un boxista está por desfallecer y el árbitro va a dar el triunfo por knock out, los parciales deliran de contento.

            Parecido es el caso con la presencia malévola del coronavirus que lentamente va exterminando a los humanos en una guerra sin cuartel, pocas medicinas, falta de camas en los hospitales y lo que es peor “gente indeseable” que no acata los dispositivos de los gobiernos que se esfuerzan por hacer consciencia de cosas elementales, pero básicos para vencer a la creciente pandemia: lavarse las manos continuamente, usar mascarilla y no salir de casa.

            Tres comportamientos básicos, que de cumplirse hace tiempo ya se le hubiera puesto su “paralé” al COVID-19.

            Pero por el contrario, el coronavirus se está imponiendo sin mucho esfuerzo, precisamente basándose en un principio elemental: cortar la LIBERTAD del género humano que  DEBE PERMANECER EN CASA sin salir a las calles para encontrarse con los amigos, charlar, tomarse unos tragos, por un lado, y por otro a buscarse los medios de vida para subsistir ¿Por qué si no trabaja, de qué vive?. Y un tercer punto, a dedicarse a robar, atracar, asaltar etc.

            Y a pesar de la inteligencia del hombre, el coronavirus está haciendo flaquear a los gobiernos que asigna ingentes cantidades de dinero a los gobiernos regionales, las municipalidades provinciales y distritales, bonos de 380 soles y ahora bonos universales de más de 700 soles, que como intención es muy valedera, pero en la práctica, se hacen humo en el camino.

            Y están surgiendo nuevos millonarios…

            Y las mafias no se duermen.

            Y lo peor, el nuevo congreso, en el que todos los peruanos teníamos esperanzas de mejor gobierno, se ha subido al carro de la oposición y lejos de empujar el coche en ayuda del Ejecutivo, ha comenzado a ponerle piedras en el camino.

            Es que los peruanos somos unos “trómenes” criticando desde las tribunas, pero somos lo peor cuando se trata de poner un poco de fuerza para progresar y salir adelante.

LITERATURA
MATE DE CEDRÓN

Casa solitaria HD fondos de pantalla descarga gratuita ...

Danilo Sánchez Lihón

La infancia

es el porvenir

del hombre

1. Más hacia arriba

 – ¿Qué hora será?

– No sé. Mi celular está en mi bolso. Pero si desabrigo mis manos ¡siento que se van a congelar! Debe ser las tres o cuatro de la mañana.

– Sí. Y, ¿dónde estaremos? Yo creía que venías dormida.

– No, no puedo dormir. Pero ya estamos en plena jalca. Porque hace un frío horrible.

Todos duermen arropados bajo mantas, ponchos, rebozos y frazadas.

– ¿Y por qué se habrá detenido aquí el ómnibus?

– Parece que aquí se abastecen de agua. Seguro que el radiador se recalienta por la subida tan larga y empinada que acabamos de pasar. Y mira, ¡está nevando!

– Ahí hay un letrero con una flecha. ¿Qué dirá…? ¿Alcanzas a ver?

– Sí. Dice: Mina Buenaventura.

– Y, por ahí parece que sube otra carretera, ¿no?

– Sí. Parece que es el desvío que sube a la mina.

– ¿Podrá la gente vivir más hacia arriba todavía?

2. Casa valerosa

– ¡Sí, niña! ¡Vive y labora! Así parece.

– ¿A qué altitud estaremos?

– Ahí en el letrero dice. A ver, ¿qué dice? Dice: 4,800 metros sobre el nivel del mar.

– ¡Oh, Dios mío! Y nieva, mira las piedras, todas tienen nieve.

– Y en el suelo escarcha. ¡A mí me gusta que nieve!

– ¡Estarás loco! ¡Cómo va a gustarte!

– ¡Es fuerte, claro! Y, ¡me gusta! ¿Por qué para ustedes, las mujeres, todo tiene que ser suave, parejo y bonito, ah?

– No quiero responder. Más bien, mira hacia allá esa casa triste, con el techo de paja. ¡Debe ser una casa abandonada!

– ¿Por qué? Yo diría que es una casa valerosa.

– ¿Por estar sola en este páramo? Tiene que estar deshabitada.

– ¿Por qué crees eso?

– Porque, ¿quién va a vivir aquí? ¡Sería inhumano! En esta oscuridad, en este frío y en este silencio.

– ¡Yo viviría!

– ¡Pero no conmigo! Tendrías que buscar la campesina con quien siempre has soñado.

 3. Para el frío

El aire escasea. Los pasajeros se arrebujan y se hunden en los asientos. Y yo te arropo. Por aquí ningún árbol crece, todo es roca, piedra y cascajo. Te siento temblar, asustada.

– ¡Es mejor que duermas! –Te digo con cariño.

– No puedo dormir, amor. ¡Mira! La puerta de aquella casa se ha abierto. ¡Está habitada! Y sale una débil luz.

– ¿Pero no decías que es una casa abandonada?

– Es increíble. ¡Aquí, viven! ¡Debe ser la luz de algún candil, mechero o vela!

– O del fogón de una cocina.

Por la ventana empañada del ómnibus vemos que de repente de esa casa corren hacia el ómnibus donde estamos, dos niñas, trayendo algo en sus manos, apenas cubiertos por sus ropitas deshilachadas.

– ¡Cedrón! –Ofrecen con sus voces cristalinas–. ¡Mates de cedrón! ¡Calientitos, para el frío!

– ¡Oye, mates de cedrón! ¡Y mira la ropita de esos niños, en tanto frío!

4. Todos

duermen

– ¡Y con los pies descalzos en la escarcha!

– ¿Están descalzos?

– ¡Sí!

– ¿Y qué edad tendrán?

– Quizá ocho años, la mayorcita. Y la otra seis.

– ¡Cedrón caliente! ¡Calientitos! ¡Mates de cedrón!

Nadie los hace caso. Y poco a poco el entusiasmo con que han salido corriendo va cediendo a una voz menos animosa, más lenta y distante.

– ¡Cedrón!

– ¡Mates de cedrón!

Lo ofrecen por las ventanas, adonde nadie se arrima.

– Pero, ¡ábranle la puerta! –Digo.

– ¡Como van a abrirla, señor, en tanto frío! –Contesta una voz desde el otro lado del pasillo

¡Todos duermen, además!

– ¡Pero suban! –Les digo yo a las niñas empinándome y haciéndoles señas desde mi asiento.

5. ¡Para el corazón!

– No podemos subir. ¡No nos dejan, señor!

– ¡Suban! ¿Quién va a bajar a comprarles ahí? ¡Nadie!

– ¡El chofer no quiere abrir!

Avanzo pisando bultos de gente dormida en el pasadizo. Llego hasta la puerta y la abro de golpe.

Los niños abajo en la tierra tiritan de frío, y les castañetean los dientes.

– Suban. ¡Suban!

Una ráfaga de viento helado sopla y pasa bramando.

– ¡Cierren esa puerta! –Protesta una voz.

– Ustedes entren. Vengan, ¡vengan!

– ¡Gracias, señor!

– ¿Pasan muchos carros por aquí?

– Más volquetes que bajan de la mina.

– ¿Y para qué es bueno el cedrón?

– ¡Para el corazón! –Dicen ambas, convencidas.

 6. ¿Y eso, qué?

Es noche oscura. No se distingue el perfil de los cerros ni dónde empieza el cielo. Aquí no brilla ninguna estrella en el firmamento. Ya ha subido el chofer. El ómnibus arranca.

– ¡Bajan! ¡Bajan!

– Pero denme una botella. ¿Cuánto es? Ahí está el sol. Bueno niñas, adiós.

– ¡Adiós, señor!

– ¿Has comprado esa agua?

– Sí. ¿Por qué? No comprarles sería inhumano. Y ser indiferentes.

– ¿Crees que es higiénico?

– Y eso, ¿qué? No comprarles ¿acaso no las hará sentirse frustradas, defraudadas de que en la vida nada hay, ni nada se consigue?

– ¿Y está caliente? A ver. ¡Está frío!

– Yo diría que está tibio.

– Pero dijeron caliente.

– Pero, ¡cómo vas a pedirles aquí que lo mantengan caliente! Mucho hacen con que

esté tibio. Y no helado, como nuestros corazones.

7. Cerca de la lumbre

– ¿Y dónde vas a botarla? ¡Qué! ¿Y lo estás tomando? ¡Hombre, piensa! ¡Aquí no hay agua potable! ¿Con qué agua lo harán?

– Acabo de probar. Está rica. ¿Quieres probar tú?

– ¡Ni loca que fuera! ¿Qué tal si al llegar te enfermas? ¿Quién dictará el curso? Mira esa agua, está turbia. Y tú sigues tomándola. Nadie ha comprado, ni siquiera la gente que es de este lugar. Y tú, en cambio, sí.

– Pero si vieras sus caritas de ilusión, el afán de hacerle frente a la dureza de la vida. ¡El poder emprender algo! ¡Y son niñas!

– A quienes seguro alguien las utiliza y las explota.

– ¡Quizá! Pero esa moneda que han recibido es un pago honrado. Ese único sol ellas sienten que es exacto, legítimo a su desvelo. Y para ellos justifica muchas cosas.

– ¿Cómo qué, por ejemplo?

– Levantarse a estas horas, al oír el rugido de un motor. De lo contrario, ¡nada!

– ¡Nada qué!

– ¡Nada de nada! Nada de su ilusión para poner las botellas cerca de la lumbre a fin de que estén calientes, ¡o tibias como a ti se te ocurre y antoja decir!

8. Seguir creyendo

– ¿Y sigues tomando esa agua? ¡Eres inconsciente!

– ¿Y qué crees? ¡Por supuesto que lo voy a tomar! Es mi homenaje a esos niños.

– A ver. Dame. ¡Ag! ¡Y no tiene ni un grumo de azúcar!

– El dulce es el encanto con que se lo toma.

– ¿No crees que ya es suficiente con los sorbos que has tomado?

– No. ¡Voy a tomarlo todo!

– ¿Por qué lo haces? ¿Por fastidiarme?

– No, amor. Nunca lo haría por eso, sino porque no hacerlo sería como despreciar a este mundo, que es además el mío. Y voy a tomarlo, así me muera.

– ¡Eres terco y hasta salvaje!

– Pienso en su ilusión, veo esas manitas curtidas por la helada. En cómo se han despertado en tanta desolación y a la madrugada. Pienso en que esa moneda en sus manos se convierte no solo en pan sino en su capacidad de seguir creyendo.

 9. Dame  probar

– Seguir tomando esa agua es no tener conciencia, ni instrucción, ni ser un capacitador responsable. Porque: ¿qué será si al llegar adonde vamos tú te enfermas?

– No me voy a enfermar. Pero quiero confesarte lo que imagino.

– ¿Qué?

– Que estas botellas están tibias y no heladas, como está una piedra y frecuentemente ya nuestras almas, ¡porque las han abrigado con sus cuerpos!

– ¿Sí? Entonces es peor.

– Quizá. Pero pienso que se han dormido con ellas, abrigándolas. Y eso me conmueve y emociona más aún. Y hace más dulce el tomarlas. Y lo asumo como un pacto de latidos que entonces ellas y yo hacemos.

– Eres loco de remate. A ver, dame a probar. ¿Y si yo me enfermo tú me vas a cuidar?  ¿Vas a estar todo el tiempo al pie de mi cama?

– Sí.

– ¿Y si me muero me entierras por aquí?

– No, no te vas a morir. Al contrario, esto va a hacer que vivamos para siempre.

*****

EFEMÉRIDES

HONRAR EL PASADO

4ºCURSO DE EDUCACIÓN PRIMARIA : ALEXANDER FLEMING - INVENTOR DE LA ...

         La gratitud es inmanente. Quién no reconoce una acción, una generosidad, un esfuerzo a favor de un conglomerado o de una sola persona con el que salió airoso ante una prueba de la vida.

            Por ejemplo no reconocer el legado de Einstein para la transformación del mundo con su teoría de la relatividad, o el descubridor de la penicilina por Alexander Fleming para salvar miles y millones de vidas. O por citar un solo caso de Ancash con su hijo predilecto Santiago Antúnez de Mayolo, “Padre de las hidroeléctricas del Perú y tantos casos de hombres y mujeres excepcionales que no conocieron descanso para dejar un legado, fruto de su esfuerzo y constancia. Y qué diremos de casos particulares que solo es reconocido por el beneficiario.

            Y qué diremos de quienes ofrendaron sus vidas para servir de ejemplo a la posteridad a que no repitan los mismos errores para evitar los lamentos y el dolor.

            A esos “soldados” anónimos, es a quienes debemos honrarlos.

             Y en el caso particular de Ancash, debemos ser gratos con los países del mundo que acudieron al unísono a enjugar nuestras lágrimas, a lavar nuestras heridas, a mitigar nuestra hambre luego del sismo del 70.

            Por eso, este 31 de mayo, los que aún respiramos y tenemos memoria, elevaremos una oración al Altísimo para agradecer en actitud contrita por todos ellos pidiendo a Dios que los tenga en su gloria.

PARLA EL POPULORUM

FALTA ECO

▷ Diferencias entre las camas KING SIZE y QUEEN SIZE y sus MEDIDAS

        Todos los gobiernos del mundo, unos más que otros están tratando de hacer frente al coronavirus, que de noche a la mañana y sin que nadie le invite, ha irrumpido a los hogares del mundo, ni siquiera por la puerta principal, sino por contagio, violando la privacidad de las personas.

                        Xx

             Lo peor es que cuenta (El virus) con quinta columnas que se esfuerzan por salir

a la calle y traerlo como invitado indeseable y hasta para que ocupe la cama matrimonial.

                        Xx

            Nuestra situación de salud, no solo en el Perú, sino en todo el mundo no es como para tomarlo en broma. Cada día suben las cifras de nuevos casos de contaminados con el coronavirus y hay gente que ¡No entiende! Que está en sus manos y en su comportamiento la manera de exterminar a esta pandemia.

                        Xx

            El nuevo presidente del Congreso (de AP) ha echado la culpa al Gobierno de haber fracasado en su lucha contra el COVID-19 ¿Y acaso el Congreso ¡Primer Poder del Estado!) no es parte del gobierno?.

                        Xx

            A pesar de todo, el Presidente Vizcarra ha manifestado: “Le decimos al Congreso, queremos trabajar juntos”.

            Y agregó: “vamos a defender los avances en reformas políticas”

                        Xx

            Anunció también en su intervención por la TV junto a su Gabinete que a “fines de mayo, 5 millones de hogares deben recibir el bono de 760 soles (19:05:2020)

                        Xx

            Con respecto a la subida de los medicamentos en las farmacias monopólicas, el Presidente Vizcarra advirtió: “Fiscalizaremos a las farmacias para garantizar el abastecimiento (de las medicinas).

                        Xx

Según las estadísticas, hay héroes en el cuerpo médico, entre las enfermeras, policías y soldados. Menos entre los periodistas.

            Sin embargo por la “sombrita” durante esta lucha contra el COVID-19, entre los periodistas hay hasta la fecha 15 fallecidos en el cumplimiento de su deber de informar. 1 es de Panamericana TV, TV Perú, Agencia de Noticias Andina  y uno de Radio Exitosa. A los familiares de los colegas, resignación y sentidas condolencias.

APRENDIENDO A VIVIR MEJOR

UNA TRISTE REALIDAD

La imagen puede contener: una persona, de pie y exterior

                                      Silvinha Gomes

                                               Cortesía: Sonia Ángeles Cotillo

En una de sus reuniones, Hitler pidió que le trajeran un pollo.

Lo agarró fuerte con una mano mientras la desplumaba con la otra.

La pobre ave, desesperada por el dolor, quiso huir pero no pudo.

Así, Hitler le quitó todas sus plumas, diciendo a sus colaboradores:

“Ahora observen lo que va a pasar”.

Hitler soltó el pollo en el suelo y se alejó un poco de ella

Tomó un puñado de granos de trigo, empezó a caminar por la sala y a tirar los granos de trigo al suelo, mientras sus colaboradores, embrujados, como el pollo, asustado, dolorido y sangrando, corría detrás de Hitler e intentaba tragar algunos granos, dando vueltas por la sala.

El pollo lo seguía fielmente por todos lados.

Así que Hitler miró a sus ayudantes, que estaban totalmente sorprendidos, y les dijo:

” Así se gobierna fácilmente a los estúpidos. Vieron cómo me siguió el pollo, a pesar del dolor que le causé?_

Le quité todo…, las plumas y la dignidad, pero aún así el me sigue en busca de moyuelos.”

” Así es la mayoría de las personas, siguen a sus gobernantes y políticos, a pesar del dolor que estos les causan e incluso exponiendo la salud, la educación y la dignidad, por el simple gesto de recibir un beneficio barato o algo para alimentarse por uno o dos días, el pueblo sigue al que le da las migajas del día.”—

FRASE CÉLEBRE

         EN SERIO

El acto más ruin del ser humano es aprovecharse de la desgracia de otros para llenarse los bolsillos.

         EN BROMA

Si hoy te AMONTONAS en los mercados,

mañana te tocará AMONTONARTE en el hospital,

y luego te AMONTONARÁN en una fosa común.

CURIOSIDADES

         ¿Te has dado cuenta que los peruanos estamos batallando contra cuatro epidemias?:

-Contra el coronavirus

-Contra la ignorancia

-Contra la pobreza

-Contra la corrupción

EL LECTOR OPINA

NADA ES BUENO EN ESTE MUNDO

Miedo al qué dirán los demás: origen, efectos y soluciones | Área ...

                            Cortesía: Ruiseñor Feliz

            Vive la vida como tú lo quieras vivir, no como quieras aparentarlo para satisfacción de los demás:

-El que trabaja 12 horas al día: no tiene vida.

-Si trabajas 6 horas: no vas a lograr nada.

-No trabajas: eres un flojo.

-Tienes 2 trabajos: jodido y necesitado.

-Eres empresario: seguro eres un explotador.

-Si eres empleado: vive para hacer rico a otros.

-Si eres emprendedor: busca un trabajo serio.

-Si vives con tus padres: eres un mantenido.

-Si pagas renta: no regales tu dinero.

-Si tienes casa propia: nunca terminarás de pagar.

-Si tienes carro nuevo: mejor hubieras comprado una casa.

– Si no tienes carro: cómprate uno.

-Si viajas: no tiene compromiso con nada.

Si no viajas: No disfruta la vida.

-Si te quedas en casa: eres un aburrido.

– Si sales los fines de semana: vive para aparentar.

-Si estás gordo: te vas a enfermar.

-Si estás flaco: ahorra mucho.

-Si vas al Gym: seguro se inyecta.

-Si eres sincero: no sabes tratar a la gente.

-Si eres educado: qué falso eres.

– Si tienes buena casa: ¿Y, con la quién?

            Entiende que vas a ser criticado sin importar lo que hagas, así que deja de vivir para los demás.

            ¡Tu vida, tus sueños y tu paz interior valen mucho más que la opinión de los demás!…!Vive por ti¡.

REMEDIO PARA EL HÍGADO

¡MÁS CLARO POR FAVOR!

                        Cortesía: Diógenes Bolarte Camones

Manuel Merino de Lama es el nuevo presidente del Congreso | TVPerú

Se comenta que la ONU acaba de finalizar la encuesta más grande de su historia.

Dicha encuesta, era una pregunta muy simple y era: Por favor, diga honestamente ¿Qué opina de la escasez  de alimentos en el resto del mundo?.

            Resulta que la encuesta, al final ha sido todo un fracaso, pues esto es lo que pasó:

1.-Los europeos no entendieron qué significa ESCASEZ.

2.-Los africanos no supieron lo que era ALIMENTOS       

3.-Los argentinos no entendieron qué significa POR FAVOR.

4.-Los gringos preguntaron ¿QUÉ SIGNIFICA EL RESTO DEL MUNDO?

5.-Los cubanos pedían que se les explicara con lujo de detalles qué significa ¿QUÉ

 OPINAS?.

6.-Y por último en el congreso y gobierno del Perú, hasta el día de hoy se debate sobre

 qué quiere decir HONESTAMENTE.—

También te podría gustar...