¿EL PERUANO ESTÁ DESORIENTADO?

En estas circunstancias, pareciera que algunos peruanos están desorientados por sus actitudes y comportamiento poco coherentes.

            O bien es un cálculo político.

            O talvez responde a un quinta columna.

            Y todo esto ¿Saben por qué?

            El Estado hace supremos esfuerzos y hasta se endeuda en el exterior por luchar contra el coronavirus  y dar a los vulnerables algo con qué paliar sus mínimas necesidades con los llamados bonos sociales.

            Y sin embargo, hay gente que se esfuerza por contradecir las medidas elementales para que cuide su salud saliendo a la calle y haciendo aglomeración de personas, especialmente en los mercados y los bancos.

            Esto quiere decir que prácticamente busca la muerte.

            Pero cuando se contagia con el coronavirus, allí vienen los lamentos, no solo del que buscó la muerte, sino de su familia entera que claman  y reclaman ayuda del gobierno “que no hace nada por salvar la vida de un ilustre peruano”.

            Y no hay cama para la cuarentena, y no hay oxígeno, ni medicinas. Que la mafia adquiere las mascarillas a altos costos. Que los alimentos que reciben en los hospitales es de mala calidad. Que la autoridad regional se birló la plata destinada a construir ambientes para los atacados por el COVID-19. Que el alcalde y sus secuaces se apoderaron de la plata destinada a comprar las canastas para los más pobres o que surgieron las argollas para adquirir productos de mala calidad o con fecha vencida o que el gobernador entregó las canastas con una miseria de productos como una burla a los pobres, etcétera.

            Por un lado están los “vivasos”,  por otro los “caídos del palto” que esperan sentados a que les llegue los milagros.             ¿Cuántos nuevos millonarios se descubrirán cuando Colón llegue después de esta pandemia? Desde hoy tienes que acumular los debe y el haber para darte respuesta.

También te podría gustar...