GASTÓN Y SU OBRA SILENCIOSA

Aquí una historia que no se conoce:

Como ustedes saben, la plaza de toros de Acho, se habilitó para albergar a ancianos e Indigentes que eran encontrados en las calles de Lima y que ahora allí viven.

El conocido Chef internacional, Gastón Acurio, prepara para 800 personas, 3 comidas al día para cada una de ellas que están en la plaza de Acho y además, de otros albergues en forma gratuita, proporcionando una buena y rica comida. Lo ayudan a prepararla los cocineros que trabajan en sus restaurantes, quienes salen de sus casas a las 4:30, para movilizarse y tener los desayunos listos para estas personas. Me parece que merecen un reconocimiento, pues son héroes privados y anónimos. Que bien por él por demostrar ser un gran peruano.CORTESÍA: Sonia Angeles Cotillo

También te podría gustar...