¿QUÉ ESPERA ESCUCHAR EL PUEBLO PERUANO EN EL MENSAJE PRESIDENCIAL?

Es difícil sintetizar los anhelos del pueblo peruano en el mensaje a la nación por parte del Presidente de la República, Martín Alberto Vizcarra Cornejo con motivo de Fiestas Patrias.

            Más ahora que el Perú y las naciones del mundo están amenazados por el COVID-19 que está haciendo estragos con la humanidad.

            En una época normal, se ha escuchado encendidos mensajes, muchos de ellos llenos de alentadores ofrecimientos, pero que en el transcurso del año se han ido diluyendo hasta caer en el olvido.

            Para nadie es un secreto que el PBI ha decaído a límites insospechados, pero este fenómeno no se le puede atribuir solamente al Perú, sino es común a todas las naciones por la presencia de la pandemia.

            Esto no es una justificación tonta y fuera de contexto, es una realidad palpable a nivel mundial

            Se estilaba escuchar a los ex presidentes enumerar sector por sector, logros y actividades programadas para realizarlos durante el año. Esta vez, creo no va a ser así, porque la mayoría de los sectores están “mancornados” y su actuar es mínimo.

            Los que verdaderamente están trabajando a brazo partido son Economía y Finanzas, Ministerio de la Mujer, Ministerio de Salud, Ministerio del Interior.

            Y lo grave es que el Presidente Vizcarra está gastando su popularidad al aparecer casi a diario en algunos medios de comunicación, para dar a conocer las estadísticas de los nuevos contagiados, los que están en UCI y los que han sido dados de alta. Tarea que no es función del Primer Mandatario, sino del Ministro respectivo o del que ostenta el mayor cargo dentro de la escala jerárquica.

            Y decimos esto, porque todo líder se desgasta y más si el público lo ve a diario y para cualquier minucia.

            Es cierto, el Presidente encarna a la máxima autoridad de una nación y su voz es ley, pero no puede estar ordenando que se le dé a tal o cual enfermo una cama en UCI. Para esto está el director del nosocomio.

            Se ha intentado convencer al pueblo peruano que para salir de esta crisis de salud, es necesario la disciplina y la colaboración de todos, pero el peruano es desordenado, trasnochador, juerguero, dispendioso y pocas veces ahorra, generalmente gana para gastar.

            Y no podemos disimular un hecho real pero que se está dejando en un casillero caso oculto. Mucha gente está cayendo en la enfermedad mental y tiene reacciones inesperadas ante cualquier contingencia.

            Lo que sí es admirable, sin necesidad de llamarlos héroes, son los médicos, enfermeras y personal paramédico que generosamente exponen sus vidas para salvar la de otros. Todo el dinero del mundo no alcanzaría si se quisiera recompensar sus esfuerzos, pero ellos cumplen calladamente porque es su misión.

            Y sería ser egoísta si no se reconociera la labor de los policías, el EP y el serenazgo, que igualmente cumple una labor sacrificada “aunque ven la muerte llegar”.

            Tampoco debemos olvidarnos de los peruanos de a pie, las amas de casa que para sobrevivir está acomodando su magra economía para subsistir. Peruano…!Vales un Perú!!!

También te podría gustar...