A LOS 51 AÑOS DEL SISMO DEL 70

SAIS “ATUSPARIA” RECIBE 41,216 Has. Y GANADO.

La integran 1,311 familias, valor S/. 27´606,587.

HUARAZ, 5 (de noviembre de 1971).- LA PRENSA).- Las 41,216.89 hectáreas del Complejo agropecuario “Utcuyacu”, así como sus instalaciones y ganado, fueron entregados a las familias integradas en la Sociedad Agrícola de Interés Social “Atusparia” por el Teniente Coronel Armando Briceño Zevallos quien llegó a la zona  en representación del Ministro de Agricultura, General Enrique Valdez Angulo.

            Las tierras expropìadas tienen un valor de 14 millones  945 mil 503.56

soles incluyendo plantaciones, construcciones e instalaciones. El ganado está valorizado en 12 millones  661 mil 84 soles.

            En la Sociedad Agrícola de Interés Social (SAIS) “Atusparia”, se han instalado familias campesinas de Utcuyacu, Arhuycancha, Querococha, Cotosh, Rurek y Churana, de los distritos de Ticapampa, Olleros y Cátac jurisdicciones de las provincias de Recuay y Huaraz, así como comuneros de Cotaparaco, Huayllapampa, Marca, Pampas Chico, Ichoca, Tapacocha y Huambo, y las Cooperativas Agrarias de Servicios de San Miguel de Utcuyacu y Cordillera Blanca.

            Antes de la ceremonia de entrega de las tierras a los campesinos, fue celebrada una misa de campaña, posteriormente se llevó a cabo un festival folklórico.

            El Ing. Luis Valdivia Avalos, Director de la IV Zona Agraria, informó sobre la labor desarrollada y los alcances logrados en el proceso de Reforma Agraria en la sierra del departamento de Ancash.

            Explicó que se ha levantado un plano aerofotométrico, en una extensión de un millón 500 mil hectáreas, que abarca las zonas comprendidas dentro de las estribaciones de la Cordillera Negra hasta el río Marañón y desde la laguna de Conococha hasta Huallanca.

            Añadió que se ha procedido a la afectación de 63  fundos con un área total de 289 mil 770 hectáreas, habiéndose entregado la posesión de 170 mil 039 hectáreas, en el área de Lima y Ancash, comprensión de la IV Zona Agraria.

            El Teniente Coronel Briceño, dijo a los campesinos que las entregaba las tierras porque son ellos quienes realmente las trabajan. Explicó que esto no constituye un regalo y que tendrán que pagar lo que reciben haciendo producir más y mejor las tierras. Les dijo, ustedes tienen el compromiso que estoy seguro que van a cumplir, ya no a un patrón explotador, sino al Estado, el precio justo y al Banco los préstamos que les ha hecho.

            El Ing. Arturo Otero, Presidente del Comité de Administración de la Sierra de Ancash, dio a conocer que se ha invertido más de tres millones  en la compra de un tractor “Jhon Deere”, seis máquinas esquiladoras, un grupo electrógeno, una camioneta para el servicio de los campesinos, 491 ovejas y 6 carneros de Argentina para tecnificar la ganadería en la región y aumentar la producción y productividad de la zona.

            A nombre del campesinado agradeció Fortunato León Sánchez, Presidente del Consejo de Administración de la SAIS “Atusparia”.

PIDEN QUE LIMPIEN Y RESTAUREN RUINAS DE PUMACAYÁN EN HUARAZ

HUARAZ 5 (de Noviembre de 1971).- LA PRENSA.- Uno de los patrimonios arqueológicos más invalorables de Huaraz son las  ruinas de Pumacayán, que en la actualidad están echadas al olvido y que a través del tiempo han sufrido serias mutilaciones, a tal extremo que en la época de la Colonia fueron objeto de destrucción con autorización de una Cédula Real y en la era Republicana sirvieron como cantera para la construcción de numerosas edificaciones.

            Una de las muestras de la indiferencia que otrora se adoptó por lo que hoy es uno de los principales recursos de desarrollo de los pueblos a través de aprovechamiento como recurso turístico, está en las edificaciones hechas con las piedras de Pumacayán.

            Según dijeron a LA PRENSA el Dr. Augusto Soriano Infante del Museo Regional de Ancash y el Prof. (r) Guillermo Guzmán, se hace imperiosa la necesidad de restaurar el pasado histórico y la mejor manera de hacerlo es devolviendo siquiera en parte la belleza de las construcciones hechas por los antiguos pobladores del Perú.

            Soriano Infante sostuvo que es necesaria una inmediata limpieza de las ruinas “para aprovechar las zonas que no han sido de la mano destructora de hombres y buscar que reparar lo que otrora otros como nosotros destruyeron sin tener en cuenta su valor histórico”.

            Muchos conventos, templos y casas de la época colonial han sido hechos usando las piedras extraídas de las fabulosas ruinas precolombinas de Pumacayán, uno de los casos típicos es el Templo de Belén, ahora semidestruído por el sismo del 31 de mayo  del año pasado y que guarda invalorables reliquias de otra época posterior de nuestra historia.

            Según relatan, Soriano y Guzmán en pasadas excavaciones han sido halladas restos de piedras talladas con rostros humanos y figuras fito y zoomorfas así como diversos objetos finamente trabajados en la roca.

            Pumacayán no viene a ser  otra cosa que  una enorme colina, usada como cloaca y basural por personas que no tienen ni idea de lo que representa para el pueblo, la presencia de esa reliquia, se ha dicho.

            En la última remoción de Huaraz, se ha visto que muchas de las casas del Barrio de la Soledad, se han edificado usando como cimiento las rocas extraídas de Pumacayán, que al paso que vamos va a terminar solo en el recuerdo.—                   

También te podría gustar...