ANIVERSARIO DE LA SOCIEDAD PATRIÓTOCA SÁNCHEZ CARRIÓN – LUZURIAGA Y MEJÍA

Por Nelly Villanueva Figueroa

Cumplir en la fecha, más de cincuenta años de vida institucional, es un buen momento para rememorar los acontecimientos que han marcado la existencia de la Sociedad Patriótica, que lleva los nombres de dos personajes, aparentemente opuestos; pero con la misma luminosidad que refleja su vida y su obra, al servicio de la Patria: José Faustino Sánchez Carrión, héroe civil y Tribuno de la República, a quien debemos las bases de la Constitución Política; Mariscal Toribio de Luzuriaga y Mejía, héroe militar con dotes de estadista, a quien debemos la libertad de cinco países sudamericanos y el origen del Gobierno Regional, que, de acuerdo a su concepción, debe preocuparse por la educación y la seguridad de sus pueblos.

Con la rigurosidad que exige la historia y con la emotividad que produce remontarse al origen de esta Institución, nacida para llenar un espacio en la vida cultural de Huaraz y de Ancash, hacemos esta breve reseña:

Fuimos convocados por el presbítero Alberto Gonzales, a quien todos recordamos por sus inquietudes académicas y por su identificación con nuestra tierra, donde ejerció su vocación religiosa. Nos llamó a formar parte de la filial del Instituto Repúblico y Libertador José Faustino Sánchez Carrión, con sede en Lima. Bajo la presidencia, primero de Jaime Loli Romero y luego de otros socios, fuimos forjando nuestra propia personalidad, de manera que cuando dejó de existir la Institución Matriz, decidimos seguir caminando con autonomía e incorporar el nombre de un huaracino de trascendencia continental, Toribio de Luzuriaga y Mejía. Fuimos renovando Juntas Directivas e hicimos de nuestra agrupación, ya no una leyenda, sino una realidad.

En los últimos cincuenta años, hemos aprendido muchas lecciones: La necesidad de tener una mirada inteligente, para responder a las necesidades sociales; el imperativo de trabajar en equipo y en forma organizada, sin personalismos ni protagonismos infructuosos; la unión y complementación entre jóvenes y veteranos, para asegurar la permanencia generacional.

Entre nuestros logros están, la capacidad de incidencia ante las autoridades, con iniciativas y propuestas que son bien acogidas; la corrección de los textos que acompañaban a la efigie del Mariscal Luzuriaga, por no corresponder a la realidad histórica; la difusión exacta del Himno Cívico; la construcción y colocación del busto del prócer Sánchez Carrión, en un lugar preferente de la Corte, como corresponde a quien fue fundador de la Corte Suprema de Justicia y bien llamado “Abogado de los Pobres”; la institucionalidad de las fechas cívicas más importantes que demuestran la trayectoria fecunda de nuestro pueblo, amante de la libertad y de la justicia:

· 18 enero: Día de la Muy Generosa Ciudad de Huaraz

· 03 marzo: Aniversario del movimiento campesino liderado por Pedro Pablo Atusparia

· 16 abril : Natalicio de Toribio Luzuriaga y Mejía

· 25 julio : Día de la Provincia de Huaraz, con sus doce distritos

· 29 noviembre: Día de la proclamación de la independencia de Huaraz, en 1820

Siempre hemos defendido las causas justas, adhiriéndonos al clamor popular, como por ejemplo, la defensa de la Sede del Gobierno Regional en Huaraz, por siempre, capital histórica del Departamento, a través de las diferentes etapas de nuestro discurrir nacional.

Escogimos como fecha de aniversario el 20 de setiembre, porque ese día de 1822, se instaló el Congreso Constituyente, luego de haber elegido a la República, como sistema de gobierno. Jamás imaginamos que esta Institución, consagrada al interés nacional, fuera mancillada como ahora, por turbios y mezquinos intereses particulares.

La Sociedad Patriótica es semillero de líderes en todos los campos, incluyendo la actividad política. De su seno, han surgido Manuel Vise, autor del Himno de Huaraz; autoridades públicas como muchos de nosotros que hemos sido regidores; escritores, artistas, historiadores, con presencia nacional e internacional. Difícil nombrarlos individualmente; aunque cada uno está dejando huellas imborrables en nuestro trajinar.

A través de Conferencias Magistrales, a cargo de connotados profesionales, como Gino Costa, cuando fue funcionario de la ONU y defensor de los Derechos Humanos; Enrique Bardales, especialista en Derecho Internacional; los historiadores Manuel Reina y Augusto Alba, nos hemos conectado con el público, ávido de información y conocimiento. A través de concursos de oratoria. Crónica, poesía, dibujo y pintura, hemos captado la atención de los escolares que han podido recibir e interpretar, el mensaje de nuestros héroes a las futuras generaciones. Además, con nuestro apoyo, han conocido los lugares históricos de la capital, incluyendo el Congreso, donde permanece inamovible, el asiento de Miguel Grau, ejemplo de Congresista que no se aferró al puesto, sino que fue a ofrendar su vida, durante la Guerra del Pacífico, a pesar de la precariedad de los recursos.

A través del Vocero “Huellas”, damos cuenta de nuestras actividades y resultados.

Postulamos por la descentralización. Por eso acudimos a dar charlas en las Instituciones Educativas de distintas provincias, haciendo conocer las virtudes de Luzuriaga y de Sánchez Carrión.

La Sociedad Patriótica tiene Personería Jurídica y un Estatuto que no es un mero documento formal, sino un instrumento para dar pasos seguros, hacia nuestro objetivo de revalorar hechos y personajes que, por su valioso significado, deben permanecer vivos en la memoria colectiva.

En este recuento sintético, es justo recordar a los socios que se fueron al más allá, dejándonos un legado invalorable: Alberto Gonzales, Francisco Gonzales, Víctor Valenzuela, Salvador Cáceres, Luis Nolasco, Amador Loli, Marco Rojas, Antonio Gonzales Olcese, Fabio Solís Soria, Juan Quiroz Ravines, Olga Godenzi, Jorge Zavaleta, José Sotelo, Humberto Chávez Bayona, son algunas de nuestras luminarias que siguen indicándonos la senda del progreso, como fruto de ideales comunes y de esfuerzos compartidos.

Hacemos un llamado de optimismo y esperanza, a los que todavía quedamos para continuar la trayectoria. Si hemos sido capaces de obtener logros en estos últimos tiempos, cuanto más seremos capaces de hacer en los próximos años. Las experiencias que he hemos acumulado, nos harán vencer las dificultades y ojalá, podamos influir para transformar la conducta y costumbres que traban el desarrollo.

De ahora en adelante, tenemos que responder mejor a las expectativas de la sociedad, garantizando seriedad y calidad de lo que hacemos, mejora continua de nuestros procesos y fuerza moral, para que Huaraz y Ancash, recobren la imagen de laboriosidad y honestidad, en el concierto de las naciones del mundo.

Estamos listos para seguir conmemorando el Bicentenario de nuestra independencia, rindiendo homenaje a quienes sembraron en las conciencias, el fervor patriótico y los principios de libertad e igualdad.

También te podría gustar...