C.-PERUANOS DISTINGUIDOS:

8.-SABIO, SANTIAGO ANTÚNEZ DE MAYOLO

Aportes importantes[editar]

Elaboró numerosos estudios y proyectos que abarcaron las especialidades de física, ingeniería, historia y arqueología; distinguiéndose en ellos su afán por resolver las falencias de energía e industrialización del Perú.

El primer proyecto publicado fue su estudio sobre el potencial hidroeléctrico del Cañón del Pato, que tituló “Proyecto de la Instalación Hidro-Electro-Química del Cañón del Pato sobre el río Santa-Perú” , elaborado originalmente en 1915 y actualizado en 1940 fue la columna vertebral de sus proyectos de ingeniería, a la cual dedicó gran parte de su vida hasta verla cristalizada en 1958 con la inauguración de la Hidroeléctrica del Cañón del Pato, la primera central construida en una bóveda subterránea.

En 1920 publicó “Las caídas del agua del departamento de Áncash”, y tres años después presentó “El transporte de 140,000 HP del Cañón del Pato a Lima y el Ferrocarril de Lima a Chimbote”, con los cuales complementaba el proyecto inicial de la Central Hidroeléctrica del Cañón del Pato y la industrialización de esa región.

En octubre de 1923 presentó la Teoría Cinética del Potencial Newtoniano y algunas aplicaciones a las Ciencias Físicas la cual a decir del propio Antúnez de Mayolo «versa sobre un nuevo aspecto de la teoría del potencial de las fuerzas newtonianas (…) mediante la interpretación del significado de la velocidad de la luz».

Existencia del neutrón y del positrón[editar]

En 1924 durante el III Congreso Científico Panamericano presentó la ponencia Hipótesis sobre la constitución de la materia, en la que predijo la existencia del elemento neutro, adelantándose ocho años a su descubrimiento a cargo del físico inglés James Chadwick, quien lo llamó “Neutrón“. Estuvo entre los candidatos del premio Nobel de Física en 1943. Cabe resaltar al respecto, que en la actualidad en ninguna obra especializada sobre el neutrón menciona la predicción de Antúnez de Mayolo, ni siquiera en Historia del Neutrón de Donald J. Hughes, aspecto que por las evidencias históricas se debe hacer el esfuerzo para lograrlo.

En 1930 publicó su estudio Nueva Ley de las Distancias Planetarias en el Sistema Solar y su interpretación física, donde incluye al todavía casi desconocido planeta Plutón, en esa fecha recientemente descubierto por el científico V. Slipher desde el observatorio de Lowell.

En 1932 publicó su estudio Los Tres Elementos Constitutivos de la Materia, en el cual predijo la existencia del Positrón, definiéndolo como el electrón positivo en los rayos cósmicos, poco antes de que lo demostrara experimentalmente el físico norteamericano Carl David Anderson, por el que ganó el premio Nobel de Física en 1936. Al respecto, el mismo Antúnez de Mayolo refiere sobre este descubrimiento y sus esfuerzos por difundirlo en las esferas científicas:

“A principios del año 1932, preparé un trabajo prediciendo la existencia del electrón positivo en los rayos cósmicos, trabajo que requería llevar a París para lo que pedí al presidente General Sánchez Cerro que me diera un pasaje de ida y vuelta a Francia. El general Sánchez Cerro me negó tal ayuda y entonces remití mi trabajo a nuestro Ministro en Francia, Sr. Francisco García Calderón, pidiéndole que lo remitiese a la Academia de Ciencias de París, como en efecto lo hizo”.

En 1934 publicó un artículo denominado El Mundo es un sistema en Equilibrio Inestable en el cual confirmó la existencia del neutrón al decir «la materia contiene siempre neutro nuclear alrededor del cual se condensan los elementos polares activos: la electricidad positiva y la electricidad negativa, formando los corpúsculos eléctricos: protones, electrones y positrones, que constituyen, lo que llamamos materia. Los elementos polares libres sin neutro que se revelan a nosotros, entre otras formas, como campos electromagnéticos, forman la energía como poder de acción».

Otros estudios

En 1934 publicó en francés su estudio sobre los campos electromagnéticos y el campo gravitacional Une meme equation pour le champ electromagnetique et le champ gravitationnel, el cual presenta a la Real Academia de Ciencias de Italia.

En 1935 publica la obra Las Ruinas de Tinyash, que comprende un estudio arqueológico de madurez y rigurosidad. En ella relata su expedición al Alto Marañón, la que incluye una visita a Chavín de Huántar y presenta el descubrimiento, en la localidad de Tinyash, de una estela lítica con un dibujo de una divinidad humana, que atribuyó ser el “Apu de Tinyash”.

En 1936 se publica Gravitación, que reúne sus estudios en los campos de la luz, la materia, los campos electromagnéticos y la gravedad, que complementa posteriormente con las publicaciones de sus trabajos sobre la teoría electromecánica de la luz en 1940 y sobre la cuantificación del campo electromagnético en su obra Una nueva clave en las encrucijadas de la Física, aparecida en 1942.

En 1944 en calidad de asesor técnico de la Corporación Peruana del Santa, encargada de la construcción de la Central del Cañón del Pato, alcanza un detallado informe denominado Proyecto del Alto Marañón o del Pongo de Manseriche, que contemplaba la construcción de una represa en dicho pongo para obtener de esta manera una caída de agua y así instalar una central hidroeléctrica. Proyecto que lamentablemente no fue adoptado con interés por el Ministerio de Fomento y Obras Públicas.

En 1945 presentó el Proyecto para la construcción de la Central Hidroeléctrica de Pongo sobre el río Mantaro. Este estudio siguió a otro referido a potencial hidroenergético de los ríos Vilcanota y Urubamba en el Cusco, con los que se organizó luego la idea de un Plan General de Electrificación Nacional, al cual sumó su proyecto inicial del Cañón del Pato. Estudios que, posteriormente en 1958, sirvieron de base para la construcción de la Central hidroeléctrica de Machu Picchu y la Central Hidroeléctrica del Mantaro.

En 1946 presentó su propuesta de Desviación del río Chamaya hacia la costa de Lambayeque, con la finalidad de irrigar las extensas pampas de Olmos. El proyecto elaborado en 1945 contemplaba el represamiento de las aguas del río Chamaya y la derivación de sus aguas por un túnel de 54 kilómetros de longitud hacia la quebrada del río Olmos para la irrigación de unas 100,000 hectáreas de tierras proyectadas en la desértica Lambayeque.

En 1951 realizó el estudio La Gran Lima y la Desviación del río Mantaro al Rímac considerando el rápido crecimiento de la capital y la demanda de mayor energía eléctrica. La realización muchos años después de los proyectos de Marcapomacocha y Marca II, que trajeron las aguas de la vertiente del Atlántico hacia la capital, traspasando la cordillera por túneles y canales, demostraron la factibilidad del proyecto de Antúnez de Mayolo.

Principales ediciones

Teoría cinética del potencial newtoniano y algunas aplicaciones físicas (1923)

  • Nueva ley de las distancias planetarias en el sistema solar y su interpretación física (1925)
  • La génesis de los servicios eléctricos de Lima (1929)
  • Los tres elementos primordiales constitutivos de la materia (1932)
  • Determinación de la constante alfa de estructura fina por la teoría unitaria del campo electromagnético (1935)
  • Teoría electromagnética de la luz y sus relaciones con la teoría electromagnética de Maxwell y la teoría de los quantos (1940)
  • Una nueva clave de las encrucijadas de la física (1942)
  • Luz-espacio cósmico-materia (1949)
  • Las energías cósmicas y el enigma de la vida (1950)
  • El lenguaje eléctrico de la teoría corpuscular de la luz (1954)
  • Relato de una idea a su realización o la Central Hidroeléctrica del Cañón del Pato (1957)
  • La divinidad de las culturas Chavín y Tiahuanaco (1966).

También te podría gustar...