CRONICAS BAHIANAS

GUERRA AVISADA

Por: Jesús Enrique Tinoco Gómez (Desde Brazil)

El 29 de octubre, el portal 247, publicó comentarios sobre la charla de André Esteves para clientes del Banco BTG Pactual; se había filtrado el audio de la reunión, la periodista Cristina Serra lo comentó resaltando que el banquero revela proximidad y relación de poder de decisión con el presidente del Banco Central del Brasil, Roberto Campos Neto, el presidente de la Cámara de Diputados, Arthur Lira, y ministros de la Corte Suprema. No quedó por ahí, el 31 el periodista Elio Gaspari del periódico Folha de S. Paulo [de la prensa corporativa], donde confrontó la parte de la conferencia del banquero en que afirma: “el 31 de marzo, 64 [fecha del golpe de Estado que inauguró la dictadura] no hubo disparos, nadie fue detenido, los niños fueron a la escuela, el mercado funcionó”; Gaspari retruca que el golpe que dio origen a la dictadura militar estuvo marcado por la represión y la violencia. “Cientos de personas fueron detenidas, entre ellas el gobernador Miguel Arraes de Pernambuco, enviado a Fernando de Noronha. Estadios y barcos fueron utilizados como cárceles. Además, el 1 de abril, siete personas murieron”, escribió Gaspari.

Es oportuno identificar tanto Esteves como el banco BTG Pactual. El banco BTG Pactual es un banco de inversión brasileño especializado en capital de inversión y capital de riesgo, además de la administración de fondos de inversión patrimoniales y fondos gubernamentales, en mercados de wealth management, global asset management; es una empresa de capital abierto administrada por una alianza, que actualmente cuenta con 64 socios y 175 asociados, y fue el resultado de la adquisición del banco UBS Pactual por BTG Investments.

Andre Esteves: su carrera como pasante en el banco brasileño de inversiones Pactual del cual llegó a adquirir su control; lo vendió al gigante bancario suizo UBS en 2006 por $ 3.100 millones, formando la filial brasileña UBS Pactual; en 2009 diseñó la venta de UBS Pactual a la firma de inversiones BTG y se convirtió en presidente del directorio y CEO de la nueva firma; fue acusado de obstrucción de la justicia en la Operación Lava Jato, y encarcelado durante casi tres semanas en 2015; en diciembre de 2018, Esteves fue absuelto de los cargos de corrupción y regresó a BTG como uno de los socios controladores. La revista Forbes lo coloca en la 6ª colocación de los mayores multimillonarios del Brasil y el 745ª. A nivel mundial.

La noticia del audio filtrado, tanto en la prensa corporativa, cuanto la alternativa no pasó más de tres días con notas cada vez menores, hasta desaparecer de la escena.

El 16 de noviembre, el tema volvió a la luz, a partir de una publicación de la Revista Fórum, versión digital: “A medida que pasa el tiempo se hace cada vez más claro que uno de los principales objetivos del golpe de 2016, cuando Dilma Rousseff (PT) fue arrancada del poder, es la venta de Petrobras, una de las compañías petroleras más grandes del mundo y la principal empresa estatal de

Brasil. Después de Paulo Guedes, señalando la búsqueda de “petrodólares para nuestras asociaciones de inversión” – indicando que Jair Bolsonaro (Sin partido) busca dinero para la venta del Estado en el mundo árabe-, Mansueto Almeida, socio y economista jefe de BTG Pactual, un banco fundado por el ahora ministro de Economía y una de las principales puntas de apoyo a la política económica del gobierno, dijo que `con calma, podremos privatizar Petrobras`. `Así como logramos romper el tabú de la privatización de esta empresa [Eletrobras], en la Petrobras también es posible`, dijo a los agentes del sistema financiero. `Basta tener un poco de calma, que va a mejorar mucho más y vamos a poder privatizar`, dijo, tras afirmar que la situación de la Petrobras es bueno”.

Resumiendo: tanto por el porte del banco cuanto por los personajes actuando queda claro que quien maneja, casi a su antojo, la economía del país es el capital financiero (el BTG Pactual, tuvo entre sus fundadores al actual ministro de Economía, Paulo Guedes) al punto de tratar los presidentes del Banco Central y de la Cámara de Diputados, así como ministros de la Corte Suprema, con una familiaridad que llega a la promiscuidad, sobre temas de interés nacional como las privatizaciones y las reformas laborales; días después otro socio del BTG Pactual, repite la dosis mientras el presidente “divierte” a la platea paseando en moto en Dubai y bien puede estar negociando la privatización de lo que queda de la Petrobras.

En ese guion Bolsonaro continua donde está porque es funcional a esos objetivos: crea caos y confusión que permite contrabandear la política neoliberal y podrá o no ser mantenido en el puesto, que hasta ahora ocupa con competencia; esto puede ocurrir en las elecciones presidenciales de 2022, donde Lula da Silva se presenta, una vez más, como favorito disparado.

Ocurre que esos dueños del pais son, en realidad, administradores de una franquia, del capital financiero internacional, que es capaz de diseñar estrategias para cada pais; en el Brasil debe continuar su desmonte, hasta el nivel de pais de economia primaria, facil de saquear.

En esta coyuntura el tema de distracción es la Propuesta de Enmienda Constitucional – PEC 23/20021, llamada PEC de los Precatorios, para permitir que el gobierno posponga deudas, abriendo espacio para gastos del orden de 91,6 mil millones de reales, cambiando la regla del techo de gastos estalecido en la Constitución; parte del dinero se utilizará para pagar el bono Auxilio Brasil, que reemplaza el Bolsa Familia. La medida ya fue aprobada en dos votaciones en la Cámara de diputados y ahora está en el Senado, donde tambien debe pasar por dos votaciones.

La campaña midiatica es contra la irresonsabilidad del Estado al tentar “eludir el techo fiscal”, y a la compra de votos de los parlamentarios con el mecanismo de enmiendas parlamentarias, que es un artificio contemplado en la Constitución utilizado, en este caso, para fines espurios.

¿De cuando acá este tema merece la atención de la midia rasileña? Por lo que recuerdo, durante el gobierno de Michel Temer, en 2019, para la reforma de

pensiones, el gobierno comprometió R$ 1,1 mil millones en la vispera de la votación, la prensa corporativa no se dio por notificada; en 2020, ya con Bolsonaro, para la PEC 32/2020 (Reforma Administrativa), el “agradito” fue de R$ 6 mil millones en enmiendas, y más silencio mediático. Pero en este momento, los principales medios de comunicación están movilizando un esfuerzo sin precedentes para martillar sobre ese comportamiento con los bordones: “Presupuesto secreto” y “Presupuesto paralelo”.

¿Serio? ¿Porqué “secreto” si todo ocurre a la luz de los reflectores? y ¿Porqué “paralelo” si esta previsto en la ley? Parece mas factible un movimiento de la midia corporativa con miras a las elecciones de 2022 porque, justamente ahora, otros actores entran (vuelven) al escenario: el ex juez Sergio Moro se afilia al partido Podemos, cuyo presidente, Alvaro Dias sostiene que Moro “tuvo corage de enfrentarse al sistema”, el jefe de la Fuerza Tarea, Deltan Dallagnol tambien se anuncia como candidato, no sabe si a diputado o senador.

Es necesario acrescentar que la midia alternativa, progresista, de izquierda, o como la quieran llamar, tambien a embarcado en esa campaña y resulta que coincidentemente (como si en politica hubiera coincidencias) Lula y Eduardo Cunha (el sentenciado ex presidente de la Cámara de Diputados que condujo el impeachment de Dilma Roussef) califican Sergio Moro de “ganster”…todo lleva a pensar en una estrategia para generar una percepción, un sentimiento, en la mayoria silenciosa: tanto Bolsonaro como Lula son la misma cosa, solo que en extremos opuestos, los bordones ya existen: “pedalada fiscal” y “Bolsolon”, abriendo espacio para construir la “tercera via”, el candidato antisistema, el que ya fue heroe (inventado por la midia, claro)…

En la revista Veja de la semana pasada (12/11) el ex ministro Antonio Delfim Netto, uno de los más lucidos representantes de la derecha brasileña, de 93 años, se preocupa por el futuro. Asesor histórico de gobiernos, el economista señala que el principal problema del país pasa por la falta de sentido; “Brasil no sabe donde está, ni tampoco para donde quiere ir” y sentencia: “Lula no es de izquierda y hará un gobierno pragmático”

Guerra (hibrida) avisada no mata gente ¿Será?

Hasta pronto

Jesus Enrique Tinoco Gómez

Salvador, 18 de octubre de 2021.

También te podría gustar...