DEVALUADOS

Los peruanos estamos cada vez más devaluados.

Empezamos con caramelos arrojados al aire, luego cajitas de fósforo, pasamos a recibir a cambio de nuestro voto, almanaques. Más tarde cambiamos nuestra fe por un kilo de azúcar y hemos hipotecado nuestro derecho a elegir “por un lapicito que no pinta.

LOS TRAMPOLINES

He decidido dejar mi pasado atrás…Así que si a alguien le debo plata, lo siento, pero es parte del pasado.

                                               Doris Lorena

También te podría gustar...