DIEZ DÍAS PARA VOLVER A LLORAR

El 31 de mayo de 1971, Huaraz y toda la Zona Afectada por el Sismo (ZAS), estaba por cumplir un año de tan triste recordación. Retrotraer a la memoria momentos trágicos para volver a nacer de entre los escombros.

            CRYRZA, nos anunciaba de que dentro de 20  días, Huaraz estaría sin escombros, lo que aumentaba la tristeza a los sobrevivientes de ver a nuestra ciudad hecho una planicie sin rastros del ayer. Una ciudad sin historia, sin pasado. Parientes y amigos fallecidos y hogares destruidos.

            Aquí la nota que escribíamos en LA PRENSA del día 23 de mayo de 1971:

HUARAZ DENTRO DE 20 DÍAS ESTARÁ YA SIN ESCOMBROS

S/. 11´554,000 SE HAN GASTADO EN OBRAS DE LIMPIEZA

HUARAZ, 22 (de mayo de 1971)- LA PRENSA.-Que la remoción total de los escombros en la devastada ciudad de Huaraz llegará a su fin dentro de 20 días útiles aproximadamente, informaron en la Oficina Zonal de CRYRZA.

            Según revelaron, hasta el 14 de este mes, se había logrado remover el 68 por ciento de los escombros, que en metros cúbicos equivale a 376,685 y en dinero, la suma de 11 millones 554 mil 954 soles.

            Señalaron que aún falta limpiar 172,756 metros cúbicos de desmonte en su mayor parte de tierra y adobes y en una pequeña proporción de material de concreto. Esto demandará un gasto de 5 millones 182 mil 688 soles, explicaron en CRYRZA.

            La labor de remoción está a cargo de 5 contratistas, bajo la supervisión del Ing. José Paúcar Maita Sotelo que según CRYRZA, vienen extrayendo un promedio diario de 6,828 metros cúbicos de escombros.

            Dieron a conocer que de acuerdo a este estimado, la labor deberá estar concluida dentro de unos 20 días útiles a partir de esta fecha.

            La limpieza, según se pudo observar se ha llevado en el barrio de San Francisco, Belén, parte de la Soledad y Huarupampa. La Plaza de Armas está siendo objeto de esta labor, donde se nota la remoción en los jirones Gutember, Cajamarca y Comercio. Solo falta lugares que en su mayoría están en las zonas periféricas de la ciudad.

            Después del terremoto que, con caracteres de cataclismo azotó la región y devastó varios pueblos del Callejón de Huaylas, solo se nota en pie algunos inmuebles, que pudieron soportar las furias de la naturaleza. Otros tuvieron que ser demolidos, porque sus estructuras amenazaban con venirse a tierra por los daños sufridos.

También te podría gustar...