FALLECIMIENTO DE EDUCADORA BLANCA DEXTRE CAUSA PESAR EN HUARAZ

El fallecimiento de la profesora Blanca Dextre Romero de Cermeño, ha causado profundo dolor en Huaraz y pueblos vecinos del Callejón de Huaylas, lugares donde era muy respetada y querida por ser una dama que buscaba la armonía de las personas a quienes prodigaba con abundancia, una vez que los tenía en su hogar, especialmente en Ucuchá, distrito de Marcará, provincia de Carhuaz.

            Blanquita, como la llamaban sus amistades más cercanas, una vez concluido sus estudios pedagógicos de profesora primaria, se inició en la docencia en Carazbamba a una hora de Carhuaz. Luego pasó a servir en la escuela de Marcará, donde conoció al que iba a ser su esposo, Jeremías Cermeño Ramírez con quien tuvo 7 hijos. De Marcará se trasladó a Atipayán, al Oeste de la ciudad de Huaraz, para trasladarse al glorioso colegio “De la Libertad” de Huaraz, de donde se retiró al cumplir sus años de servicio.

            Pero donde cosechó bendiciones de Dios, fue cuando se convirtió en “tronco” de la Virgen del Perpetuo Socorro que año tras año lo festejaba con gran pompa como lo hacían sus ancestros, cuya memoria se ha perdido en el tiempo, pero que la tradición señala a doña Eleodora Romero Alegre, madre de Blanquita, quien tomó la posta de sus bisabuelos.

            De allí que las amistades de Blanquita, eran innumerables, especialmente en la sede donde se festejaba a la Virgen del Perpetuo Socorro, en Ucuchá a la vera de la carretera Huaraz-Caraz.

            Blanquita y su esposo Jeremías Cermeño, formaron una familia muy sólida y unida y fruto de este amor, nacieron tres hijas y tres hijos: Betty, Gladyz, Tania, Marco, Beto, Hugo.

            La muerte de su esposo Jeremías, la afectó grandemente y no encontró consuelo alguno en la tierra, hasta que ofreció su alma a Dios ayer a medio día.

            A la muerte de su Madre, el colega periodista, Marco Cermeño Dextre con el más profundo dolor escribió: “Sé que la muerte es parte de la vida y hoy es tu Pascua porque ya estás en mejor lugar, sin dolor, sin sufrimiento. Descansa en paz mamá Blanquita y gracias por tanta bondad”.

            Los familiares de la difunta están participando que los restos mortales se están velando en el Jr. Amadeo Figueroa 1247, barrio de La Soledad y que las exequias serán luego de la misa de cuerpo presente en el  Sagrario San Sebastián, al este de la Plaza de Armas de esta ciudad, para luego ser trasladada al cementerio general “Presbítero Villón”, donde se le dará el último adiós..     

También te podría gustar...