PARROQUIANOS SE ENCIERRAN CON CANDADO PARA EMBORRACHARSE

Gran cantidad de parroquianos han sido sorprendidos bebiendo licor en cantinas, bares y discotecas luego de pedir a los conductores que echen candado a las puertas de entrada “para que nadie les moleste”, intentando burlarse de las órdenes por Emergencia Sanitaria dictadas por la comuna de Huaraz.

            Este fin de semana, no menos de 20 de estos establecimientos han sido clausurados durante los operativos a cargo del Sub Gerente de Comercialización de la Municipalidad Provincial de Huaraz al mando de José Bravo Valdez.

            Bravo Valdez dijo que al desacatar las medidas de prevención a traído como consecuencia multas y papeletas a los conductores de estos establecimientos

            La autoridad edil manifestó que hay mucha irresponsabilidad, tanto de los parroquianos como de los dueños de los establecimientos que se echan candado para no ser molestando, pero no miden las consecuencias sí ocurriese una emergencia.

También te podría gustar...