PERÚ: PAÍS MÁS CODICIADO DE AMÉRICA

El país más codiciado de América es sin duda alguna el Perú por sus bellezas que tiene en sus escenas naturales, sus restos arqueológicos bien construidos venciendo las leyes físicas, el candor de su gente, sus exquisitos platos típicos que superan a los chifas chinos, sus vestimentas típicas de cada pueblo y cada región, hacen de este país una maravilla, un encanto, un sueño dorado del que nunca se quisiera despertar.

            Más aún, las entrañas de su suelo guardan tesoros inigualables que ni los conquistadores españoles pudieron llevárselos a excepción de los tesoros ya elaborados por manos diestras en orfebrería.

            Pero sus minerales, aún  son motivo de ambicia por parte de las transnacionales que han elaborado formas muy sutiles para poder explotarlos a cambio de dejar cavernas, socavones, pueblos fantasmas y otros males sociales.

            Más en los últimos años y por una generosidad de nuestra Constitución, son los extranjeros o descendencia de extranjeros los más empeñosos en querer gobernar este bello país como japoneses, norteamericanos y “cholos sagrados”, pero no para servir a los nativos sino para vender sus empresas y fábricas, y bueno fuera que lo recaudado hubiera servido para sacar al pueblo de la pobreza y el atraso, sino para desaparecerlo en plan de mago.

            Y este mal ejemplo, algunos peruanos lo han aprendido muy bien y están siguiendo sus pasos aún en forma más refinada.

            Lo peor y más denigrante, es que a como dé lugar hay malos peruanos que han descubierto que la droga es muy rentable y allí han afilado sus intenciones y para ello se han convertido en líderes y se han apoderado de las riendas del gobierno para crear un narcoestado que viene a ser la cúspide de la delincuencia camuflada.   

       Y como un regalo de la candidez, el peruano es muy generoso con los extranjeros a tal punto que regaló miles de kilómetros de sus tierras a las naciones vecinas y ahora su territorio está reducida a la mínima extensión. Y la candidez llega al extremo si analizados que hay gente proclive a encumbrarse a cambio de un triunfo político como lo hace Venezuela que quiere entronizar su modelo de gobierno fracasado y de mayúscula crisis, en nuestro suelo. Bolivia intenta poner los cimientos de su pasado gobierno. Chile, con más sutileza compra tierras sureñas e invade al Perú con sus empresas agrícolas y la entronización de capitales mediante sus empresas comercializadoras.

         El Perú es un país de tentaciones enternecedoras, más para los extranjeros que para los nacionales que consiguen relativamente fácil el dinero y consecuentemente la riqueza en todas sus formas.

También te podría gustar...