SABOR AMARGO

-Oe, fui donde el “dotor” y luego de poner en sus oídos un aparatito con cuerdas y no sé qué vainas, me dijo: ¡tome tres muestras de su orina!, pero yo ni tonta, me tomé solo dos. ¡Qué horrible, oe!.

-Amiga…Mejor hubiera sido que tomes directamente del caño, pueee.

También te podría gustar...