TODO ESTÁ DICHO

Todo lo que se tenía que decir, ya está dicho, desde las frases demagógicas consabidas, los epítetos del más alto grado de ofensa, los ofrecimientos más engañosos, todo ha pasado por nuestros oídos y por nuestra vista mereciendo de parte de sus incondicionales, los aplausos más sonoros que son retribuidos o por lo que rechazan adrede porque no está en el libreto de las conveniencias.

                        Xx

            Pero lo que destaca para la historia, son los ofrecimientos, desde el ingreso libre a las universidades, los 500 soles del canon minero, aumento a los bonos y tantas otras linduras que de ser ciertas, harían de los peruanos una población de zánganos.

                        Xx

            Ya en el pasado y en la Región Ancash, hay un antecedente nefasto que puso coto a esta manía de ofrecer para no cumplir. Y el autor, está en la cárcel por demagogo. Y si en este trance de las elecciones 2021, no cumple con lo que tanto ofrece con el fin de llegar a “ser presidente”, seguirá el mismo camino para decir al final: “nadie sabe para quién trabaja”.

                        Xx

            Lo dijimos reiteradamente: Los dos finalistas no representan a los peruanos por ser de extremas: derecha e izquierda. Y dijimos que solos, sin que nadie nos exija, nos estamos yendo al abismo. Aunque no son proféticas estas expresiones, al final veremos que teníamos la razón.

                        Xx

            A lo largo de los debates, nadie ha abordado seriamente el tema de la inseguridad ciudadana con claridad y como para creerlos. ¿No verán la televisión?. Todos los días y “largo y tendido” este medio de comunicación de masas, se ocupa por varias horas de los asaltos, robos, sicariato, sangre en las calles, avenidas, barrios, urbanizaciones, etc. ¡Y más sangre en los camales también!.

                        Xx

            Más se preocupan por decir ¡Quiero ser presidente…quiero ser presidente!…Y creen que el resto de peruanos ¿no quieren ser presidente?. Todos queremos ser presidente, pero medimos nuestras capacidades, conocemos nuestras limitaciones. Sabemos y evaluamos que este cargo de la Primera Magistratura de la nación es una carga muy delicada de mucho peso y mucha responsabilidad.

                        Xx

            Al final del conteo de votos los peruanos podremos decir: “El Perú vuelve a ser nación Inca pero con huellas venezolanas” o diremos “Desde hoy, el Perú es nación oriental- japonés”?. Vaya, hasta en esto nos persiguen las dudas.—

También te podría gustar...