UN ÁNGEL CAÍDO DEL CIELO

(REPORTAJE A MERLE LILLITH)

A veces, San Pedro se descuida de sus llaves y no falta un ángel que aprovecha la circunstancia y se da una “escapadita” rumbo a la Tierra para conocer más cerca a los hombres.
Sin duda, en esta ocasión eso es lo que ha pasado con Merle Lillith, una joven estudiante alemana de 16 años de edad nacida en Hamburgo, quien por razones de estudio está recorriendo parte del territorio peruano.
En su locuaz conversación porque domina tres idiomas: alemán, inglés, español y está interesada en hablar el “runa shimi”, o sea el quechua que por su expresividad le encanta.
Nos cuenta emocionada que ha visitado por breves días: Lima como sede, luego La Merced (en la selva peruana), Tumbes, Piura, Chiclayo, Trujillo y está encantada de conocer Huaraz y su belleza paisajística sin igual.
Ella viene becada por el Colegio alemán Gymnasium Klosterschule en búsqueda de aventura y logro de muchas experiencias que luego los volcará en su país de origen “todo lo aprendido en el Perú, especialmente en las calles de Lima, en contacto con los seres vivos. Esto hará –nos dice- a que la gente madure y esté segura en mi ciudad. Y agrega: “Espero vivir con estas nuevas experiencias, estar más segura de lo que quiera hacer y lo que no quiero hacer y ser una persona decidida, y más que todo, ayudar a los demás con todo lo que he aprendido en todas las situaciones”.
Refiriéndose a los platos peruanos que más le han gustado, ella no tiene reparos en manifestar que le “gustan mucho los anticuchos y el cebiche. Talvez –dice- voy a empezar mi negocio con una “cebichería” allá en mi país.
En cuanto a la idiosincrasia del peruano, ella asegura que le gusta hablan mucho, pero con palabras de cariño, “eso queda muy profundo en el sentirse cómoda en este mundo desconocido. Por favor –suplica- no dejen de hablan siempre así.
Por lo visto, sus aspiraciones lo relaciona con el plato de bandera peruano, el cebiche, a tal punto ella responde a nuestra pregunta de qué profesión seguirá en el futuro?: “Tal vez la cebichería…pero quién sabe? Por el momento no tengo idea de lo que realmente voy a ser. Cada semana quiero aprender otra profesión…
¿Qué opinión tienes sobre la ciudad de Huaraz?. Ella nos responde:
Huaraz, es una ciudad mágica. Se siente como un sueño. Qué feliz me sentiría ser ustedes para tener el aire tan claro y fresco, las mañanas hermosas y una tranquilidad que casi me parece gracioso cuando veo que despacio está haciendo el hombre que pinta los espacios entre los ladrillos de las paredes.
Le pedimos que se dirija a sus padres que sin duda están pendientes de las noticias de Merle. Ella empieza diciendo: A mamá y papá Tanja y Chistian: Les quiero mucho, estoy muy, pero muy feliz por tener unos papás que me ayudan tanto, tengo bastante confianza en ustedes y sé que confían en mí. No se preocupen tanto por mí, yo sé que eso es muy difícil para ustedes tener a su chiquita en el peligroso Perú donde como en todas partes, hay malos y la mayoría gente buena, pero no teman, sé cuidarme. Cariños para ustedes mis lindos padres, desde Huaraz, la ciudad Mágica de los Andes.

También te podría gustar...