UN PEQUEÑO GRAN LIBRO:

“RADIOGRAFÍA DEL SISMO DEL 31 DE MAYO DE 1970”

IMPORTANTE LIBRO DE MARCOS YAURI

       El 1º de Mayo de 1971, a pocos días de recordar el primer aniversario de la tragedia del sismo del 31 de Mayo de 1970, nuestro escritor Marcos Yauri Montero, nos entregó “un informe analítico, escrito con rigor filosófico. Porque la opinión nacional debe tener una imagen cabal de la tragedia…”.

            Los editores nos siguen diciendo: “…esta radiografía tiene validez histórica. Y sobre todo, porque es necesario que un enorme sector del Perú profundo, tiene que surgir con su tesón y su heroísmo, más que seculares, pero apoyado en la ayuda enérgica”.

            El libro, tiene apenas 12×17 cm. pero en sus 38 páginas la obra sobra y basta por sus pensamientos e ideas medulares de lo que ocurrió aquella tarde del 31 de Mayo.

            Yauri Montero, hijo predilecto de Huaraz, inicia el libro mencionando el tema: 1.-·El sismo del 31 de Mayo de 1970. 2.-Las ciudades ancashinas antes del cataclismo. 3.-Consecuencias del sismo. 4.-La ruptura del todo ecológico. 5.-El colapso psíquico. 6.-El colapso de la cultura. 7.-El colapso social.

            8.-En la meticulosa radiografía, Yauri Montero, trata el tema: Lo que el cataclismo ha puesto al descubierto. 9.-La crisis de la preparación científica y tecnológica peruana. 10.-La crisis de la administración pública. 11.-La crisis de las relaciones humanas. 12.-Desconocimiento de la realidad nacional.

            En el acápite 13.- El autor de Tiempo de Rosas y Sonrisas, trata con meridiana claridad, “El problema de la reconstrucción y de la rehabilitación. 14.-La reconstrucción de casas. 15.-El problema del nuevo trazo urbanístico y la tradición. 16.-La restauración espiritual y cultural. Termina el tratado: 17.-La restauración de la cosmovisión.

            Veamos a salto de mata, algunos de los conceptos que esgrime Yauri Montero, con respecto al crespón negro que nos puso la naturaleza en nuestros pechos:

A.-¿El terremoto fue DANTESCO?  Para el autor de la obra. “El lenguaje tendría que inventar un epíteto especial, capaz de calificar su verdadera dimensión. Y, más bien, en las siguientes páginas usa el término CATACLISMO, porque esta “sobrepasa los límites del espanto, porque sus efectos sobrepasan lo sicológico, espiritual y cultural”.

B.-El cataclismo –nos dice- ha producido: 1.-La ruptura del todo ecológico, 2.-El colapso síquico. 3.-El colapso de la cultura. 4.-El colapso económico. 5.-El colapso social.

Yauri Montero se inclina por la “influencia recíproca, ese sentimiento del paisaje ha sido menoscabado. El hombre –reitera- que tanto ama al paisaje que a su rededor se muestra idílico, se ha sentido decepcionado con el golpe venido de fuerzas recónditas del cosmos.

Los equipos técnicos de CRYRZA y otros organismos, después, hicieron gala de presentar estudios voluminosos, pero no dieron en el clavo no acertaron sobre las vivencias y querencias del poblador andino. Sin embargo, Yauri Montero, con certeza y pocas palabras sintetiza el anhelo de su pueblo: “Y el amor de nuestro pueblo por su mundo, por su hábitat, es más que nativo, es milenariamente ancestral”. Más adelante señala refiriéndose a la tierra de su pertenencia: “Esa parcela o solar, donde ha vivido, fue para el hombre (damnificado) su mundo. Y decir mundo es englobar tanto realidades materiales, como las suprasensibles. En la aldea o el caserío, esto está teñido por lo geográfico, con el consiguiente estado de “mentalidad primitiva”, acusado por Levy Bruhl. (La palabra primitiva”, no es tomada por L. Bruhl, como sinónimo de atraso, sino como estado del alma panteísta.

En cuanto a la opinión de trasladar a las ciudades, Yauri Montero nos dice: “desenraizar a una ciudad, sin haber agotado las múltiples posibilidades nacidas de la aplicación creadora de la Ciencia y de la Tecnología, es de por sí, sumamente grave y de enorme responsabilidad ante la historia. Porque trasladar a una ciudad a otro lugar, es obligar a los hombres a negar su vida pasada, su tradición ecológica, venida de siglos.

Más adelante nos dice: El traslado de Huaraz habría equivalido a su muerte”.

La situación de Huaraz y otras ciudades afectadas por el sismo, cada día se tornaba compleja, pues CRYRZA más parecía haber venido a imponer sus ideas que a escuchar a los sobrevivientes. Las asambleas, no eran para tomar en cuenta el pedido de las aspiraciones del damnificado, sino a imponer criterios ya prefijados.

Igualmente, mucha gente vino a delinquir y apoderarse de los pocos bienes que el poblador había logrado salvar de entre los escombros.

Marcos Yauri Montero, cumplió en el momento preciso con su misión magisterial de opinar con criterio social sano y verdadero y en el momento preciso. Por eso la historia le guarda un lugar privilegiado entre sus preclaros hijos.—

NOTA DE REDACCIÓN: El libro RADIOGRAFÍA DEL SISMO DEL 31 DE

            MAYO DE 1970, está siendo reeditado corregido y aumentado por el autor, con apoyo del Ministerio de Cultura y saldrá a circulación en breves días.

También te podría gustar...